Jan 6, 2008

Recuerdos de mi niñes.


Siempre quise ser un pajarillo para volar alto, para ser libre como el aire, para
ver el pueblo desde arriba, como si yo fuera una montaña. Al ser un ave sería cielo, nube y viento.

Recuerdo el pueblo bajo la montaña, sumido en un sueño cuando la tarde llegaba, me facinaba ver las puestas de sol con un color al rojo vivo, para darle color de fuego a las nubes al rededor y asi tranformarlas en un cielo en llamas.

Recuerdo. El horizonte infinito, las hermosas montañas y los sembradios.

Recuerdo nuestros pasos por el desfiladero descendiendo acantilados y
los hermosos rios, los charcos y los maisales, las veredas y los pastizales.

El verano: tiempo de los niños.
Recuerdo. Mis amiguitos mis dos hermanos y yo, vocandonos a las calles para jugar
alegremente con mi inseparable perro Rocky en las polvorosas calles del pueblo.
Mientras mi madre nos cuidaba desde el patio de la casa.

Recuedo hir a los campos para buscar fruta silvestres que en doquier se daban.
La sal, el viento y el sol que se ocultaba sobre un pequeño manto de nubes: allí
sobre las rocas gigantes de las montañas nuestras risas hacian eco.

Recuerdo las fiestas, la musica de la banda, la verbena, los fuegos artificiales
y el algarabio y gozo de la gente celebrando.
Allí, vestidos de domingo, sentados en la plasuela.

2 comments:

ghee said...

Hi Angel,

its good to read your posts in english!

you sound like a passionate,poetic writer :)

and yes,I am in Japan,i wish Im in america! LOL!

Faceless said...

Hablas muy lindo. Lo dicho compañero, hay que volver a visitar a la tierra que te vió nacer, está en tus recuerdos, y Ella "te espera", porque, al igual que tú, también recuerda tu niñez.
Hasta una próxima Ángel, encantada de conocerte.
Que todo vaya rico!
Mis saludos desde España.